RAFAEL ARAUJO La geometría descriptiva


El artista venezolano Rafael Araujo nació en Caracas, estudió arquitectura en la Universidad Simón Bolivar y fue miembro fundador de la Orquesta Nacional Juvenil de su país. En la actualidad ejerce como profesor de geometría descriptiva y dibujo analítico en el Instituto Prodiseño de la capital venezolana. Rafael Araujo encuentra unos minutos para contarnos algo de su exquisita obra y sus procesos creativos.

-Afortunadamente encontré tu trabajo cuando intentaba calcular, comprender y por fin, dibujar un Espiral de Durero con su respectivo Rectángulo Aureo. ¿Cómo llegas a la geometría descriptiva? -Para ser sincero, ya dibujaba o tenía facilidad para dibujar desde la infancia. Alguien me enseño que las paralelas convergían en un punto del horizonte y… ¡Había nacido la perspectiva! No fue hasta que me topé en la adolescencia con los dibujos de M.C. Escher que me vi confrontado con problemas realmente difíciles. Digamos que, dibujar una casa, por ejemplo, es un problema fácil. Hacer un dibujo como el que te anexo y lo que yo logré deducir, es difícil. Las primeras dos imágenes son modelos del maestro Escher y la tercera , la deducción del discípulo, yo. Para llegar a eso, tuve que poner en práctica cosas que desconocía y que, en el caso del dibujo original, no presentaba muchas pistas para deducir los “cómo”. A través de esa búsqueda y las acciones que tuve que poner en práctica, entré en el mundo de la geometría 3D, en perspectiva calculada. Estos dibujos de hélices, ya sean caracoles o mariposas volando en ellas, se desenvuelven dentro de márgenes muy precisos, donde no hay margen de error, cuyo resultado final depende de las condiciones que se imponen al inicio. Sería lo equivalente a asignar valores a las variables de una ecuación algebráica. Sin embargo, la ecuación como tal, la invento yo —con más o menos suerte — y las mariposas o los colores los manejo a mi gusto, con cierta libertad, manteniendo, no obstante, la sobriedad que le es característica a estas obras que, digo yo, van dirigidas a cierta parte del cerebro —no sé cual o dónde queda— en la que son reconocidas de inmediato… al menos es lo que yo quiero creer al respecto.

M.C. Escher

M.C. Escher

Rafael Araujo

-¿Y en qué punto de tu vida conectas la geometría descriptiva con el arte? -El problema sería definir qué es arte. Yo sólo quería dibujar cosas muy precisas y, después de descubrir la fórmula general para calcular cualquier caracol y hacerlos. Era como tener acceso a una especie de tesoro… de poco valor práctico. Si eso puede ser una definición de arte (entre tantas posibles, digo), fue entonces cuando hice la conexión. Me convertí en un experto en cosas interesantes de difícil uso diario. Como anécdota te comento que mi madre me preguntaba entonces, con cierto desaliento, por qué yo no hacía cosas más normales; en fin.

-¿Cómo nace la serie Cálculo? -”Cálculo” es un nombre que doy a una manera de enfrentar un problema, en este caso geométrico. En ellos se representa una solución a la aspiración “platónica” de alcanzar “la verdad”. Son una especie de solución al Móvil Perpetuo (más que a la cuadratura del círculo que sería una metáfora menos afortunada en este caso tan “geométrico”). Al mismo tiempo, sin ser tan extremos, a través del cálculo se solucionan o se alcanzan metas muy concretas. Además, como señalé anteriormente, una triple hélice cónica de mariposas volando en torno a un eje, representan un reto de diseño y composición complejo, del cual se puede salir muy mal parado luego de muchas horas de trabajo, ya sea porque los números iniciales no fueron óptimos o más o menos buenos, o incluso porque se puede chorrear la tinta luego de 83 horas de esforzado trabajo; o sea, puede salir mal hasta el último momento, aunque todo haya marchado bien hasta entonces.

-¿Cuánto te lleva un trabajo como Doble hélice cónica acelerada? -La doble hélice acelerada, llevó muchas horas de trabajo. Llega un punto en el que siempre arrivo a la misma conclusión: ¡Es imposible! Nadie puede resolver algo así; pero, después de tantísimas horas de esfuerzo, tienes que seguir o al menos no desistir. Normalmente termino todo lo que comienzo, aunque eso no garantice los mejores resultados. A veces quedan muy mal , una mala ecuación desde el inicio, como el que se lee un mal libro hasta el final… ”¡Tantas páginas para llegar a esto!”. Pero son gajes de oficio. Esta pieza fue particularmente compleja, densa —literalmente— y desalentadora en su proceso. Lo bonito eran los números. La aceleración es una consecuencia del desarrollo cónico, pues a medida que las mariposas se alejan del foco del cono, este último se va abriendo y ellas se van dispersando cada vez más, hasta que, eventualmente se separan infinitamente… una ecuación graficada “poéticamente”, si cabe la expresión.

-Cuando pintas, ¿qué usas más, la calculadora o el pincel? -Los números se “echan” el primer día (menos aleatoriamente que las cartas, por lo de “echar”, digo). Luego sigue un juego rudo de reglas y escuadras, para llevar las plumas de tinta china por los caminos debidos. Al finalizar lo que es el mero dibujo, puro y duro, se fija la tinta y se procede a pintar con pincel; esto es otro proceso absolutamente diferente al dibujo, de manera que hay que dominar bien uno y otro si se anhela terminar con éxito.

-Quizás una de las claves del éxito de esta serie es la mezcla de elementos naturales como las mariposas y caracoles en un ámbito matemático. ¿La naturaleza es geométrica? -Sin duda, pero es más fácil decirlo que hacerlo. La Naturaleza tiene cosas geométricas muy exactas y previsibles. La mayoría, para bien o para mal, es aleatoria… lo dice Darwin. Y cómo se lo cobraron hasta el último día de su vida…

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags

Rafael Araujo. Oficial site. All rigths reserved

  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo